Periodo de prueba en un contrato: todo lo que necesitas saber

Periodo de prueba, ¿qué necesito saber?

Si acabas de empezar en un nuevo trabajo y estás en periodo de prueba es normal que te surjan muchas dudas cómo:

  • ¿Qué es el periodo de prueba?
  • ¿Cuánto dura?
  • ¿Me pueden despedir cuando quieran?

Hemos recopilado algunas de las preguntas más frecuentes acerca de este tema para que tengas toda la información necesaria.

Si buscas trabajo o tu periodo de prueba en una empresa acaba de finalizar, regístrate en TUUP y encuentra el empleo perfecto para ti.

 

Qué es el periodo de prueba

El periodo de prueba es el tiempo que acuerdas con tu empleador durante el cual tanto tú como la empresa podéis poner fin a la relación laboral sin previo aviso.

Es decir, la empresa no tiene que dar ninguna causa justificada para dar por terminado el contrato laboral.

¿Cuál es el objetivo de estos periodos de prueba? Las empresas tienen menos miedo a la hora de contratar. Por la parte del candidato, también te sirve para ver si realmente es la empresa de la que quieres formar parte.

Cuando hablamos del periodo de prueba, tienes que tener en cuenta una serie de aspectos básicos:

 

  • No es obligatorio que conste en el contrato. Es decir, si ambas partes deciden que no es necesario este periodo, no hay que incluirlo en el contrato.
  • Los días que trabajes deben ser pagados y se acumulan como cotizados en la Seguridad Social.
  • Tienes los mismos derechos y obligaciones que el resto de trabajadores salvo que el contrato se puede terminar en cualquier momento.
  • Si ya has trabajado en esa empresa desarrollando tareas similares durante un periodo superior al de prueba, no te pueden imponer otro en el contrato nuevo. Aunque tu contrato fuese de prácticas.
  •  

Si quieres estar preparado y ver qué buscan las empresas en los candidatos, regístrate y descubre todas las ofertas de empleo disponibles.

 

Cuánto dura un periodo de prueba

Lo más común es que pactes con la empresa la duración de este periodo. Debes tener en cuenta que las empresas suelen pedir periodos de prueba más largos a las personas que cuentan con más formación. ¿La razón? Necesitan más tiempo para ver si la persona se adapta y cumple con las expectativas del puesto.

El Estatuto de los Trabajadores marca unos límites máximos de la duración según diferentes aspectos:

  • Para técnicos titulados (formación universitaria o profesional) no puede superar los 6 meses de duración.
  • Para el resto de trabajadores el tiempo límite de plazo es de dos meses. La única excepción es en el caso de que la empresa tenga 25 o menos trabajadores, entonces plazo máximo son 3 meses.
  • En el caso de contratos de prácticas hay dos opciones:
    • 1 mes si la persona posee un grado medio.
    • 2 meses si tiene un título universitario o superior.
  • Para un contrato temporal de 6 meses o menos el periodo máximo de prueba será de 1 mes.

¡Importante! Recuerda que si al terminar tu contrato de prácticas te quedas en la empresa, no pueden volver a imponerte un periodo de prueba.

En cualquier caso siempre hay que revisar el convenio de tu sector y ver cada caso particular. Eso sí, si tu contrato tiene un periodo de prueba que supera los mencionados y no lo pone en el convenio, ese periodo será nulo.

Por lo tanto si tu empresa decide finalizar tu contrato fuera de este tiempo, tiene que aplicarte las condiciones habituales de un despido improcedente.

 

Preguntas frecuentes sobre el periodo de prueba

¿En qué casos se puede romper un contrato durante el periodo de prueba?

Como hemos mencionado, el único aspecto que diferencia a un trabajador en periodo de prueba respecto a uno que no lo está es que la relación laboral puede terminar en cualquier momento sin necesidad de aviso previo.

Entonces, ¿qué pasa cuando se termina un contrato durante el periodo de prueba? Depende de quién lo termine:

  • Si terminas tú el contrato, tendrás derecho a disfrutar de las vacaciones pendientes y a cobrar la parte que te corresponda de la paga extra (excepto si la tienes prorrateada).

Sin embargo, al haber roto tú el contrato laboral, no tendrás derecho a paro aunque los días trabajados sí que serán cotizados.

  • Si es la empresa quién finaliza el contrato, tendrás derecho a cobrar las vacaciones no disfrutadas y la paga extra. Sin embargo, la empresa no tiene que indemnizarte. Si cumples con las condiciones generales necesarias para acceder al paro, tendrás derecho a cobrarlo.
 

Después del periodo de prueba, ¿tengo derecho a finiquito y a indemnización?

La empresa o el empleador, pueden rescindir el contrato laboral en cualquier momento durante el periodo de prueba sin necesidad de pagar una indemnización al trabajador.

Por lo tanto, no tienes derecho a una indemnización pero sí a cobrar el finiquito.

¿Quieres calcular qué cantidad te corresponde cobrar en tu finiquito? ¡En este post te lo mostramos!

¿Puedo pedir la baja durante un periodo de prueba?

En caso de que tengas que solicitar la baja por enfermedad o cualquier otra razón que aparezca en el Estatuto de los Trabajadores, el periodo de prueba se para. ¿Esto qué significa?

Ese tiempo que no trabajes no contará y se añadirá al periodo de prueba.

Por ejemplo, si estás 5 días de baja por alguna enfermedad, esos 5 días no contarán. Cuando vuelvas a incorporarte al puesto de trabajo, se añadirán esos 5 días al periodo de prueba.

Otros casos en los que puedes interrumpir tu periodo de prueba son nacimiento, adopción, riesgo durante el embarazo o la lactancia, incapacidad temporal o violencia de género.

¡Recuerda! Tienes que tener en cuenta, que a la vuelta de tu baja, la empresa puede dar por finalizado tu contrato ya que no tiene que dar ninguna causa justificada. Sin embargo, existe una excepción a esta regla que explicaremos en el siguiente punto.

¿En qué situaciones se excluye la posibilidad de extinguir la relación laboral?

Solamente existe una excepción por la que la empresa no puede despedirte durante el periodo de prueba sin justificar el motivo: el embarazo.

Si una mujer se queda embarazada durante el periodo de prueba o necesita la baja por razones relacionadas con el embarazo, en ningún caso la empresa puede despedirla.

La única opción de despido en esta situación sería que la empresa justificase que el despido es por razones ajenas al embarazo.

¿Es necesario el preaviso?

Como llevamos comentando a lo largo de todo el post, la característica principal del periodo de prueba es que la finalización del contrato puede suceder en cualquier momento y sin una justificación necesaria.

Por lo tanto el preaviso no será necesario en ningún caso de despido durante el plazo del periodo de prueba.

Recopila toda esta información, revisa tu contrato e infórmate sobre lo que dicte el convenio de tu sector. Es importante que al inicio de tu contrato, especialmente si cuentas con tu periodo de prueba, tengas toda la información para conocer tus derechos y beneficios.

Crea tu perfil gratis y comienza a crecer profesionalmente

Compártelo en redes

Share on linkedin
Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *